The New Vision



Gladys Echenique, Nueva Coordinadora Diocesana del Ministerio Hispano
Mi Tiempo en Yuma y la importancia de nuestras Parroquias
Unámonos en la Renovación Católica Carismática
¡De Colores! Movimiento de Cursillos de Cristiandad
Orientación Familiar
“Sólo por Hoy Seré Feliz”
Noticias acerca de la Oficina del Ministerio Hispano
Aguas Turbulentas Por el Padre Viliulfo Valderrama
Orientación Familiar Amar y ser Amado
El Movimiento Migratorio Ofrece la Oportunidad de Crecimiento y Misión
Crecer en Sabiduría
El Arte de Decidir

Misa en la frontera de Nogales es una colaboración de comunidades de fe
Inmigración, necesidades de los refugiados serán destacadas en la Misa de la Frontera Internacional con el Nuncio Apostólico

Inmigración, necesidades de los refugiados serán destacadas en la Misa de la Frontera Internacional con el Nuncio Apostólico
Cuando el Papa Francisco visitó Estados Unidos en septiembre de 2015, uno de los mensajes constantes en sus pláticas con líderes gubernamentales y con las multitudes de católicos, fue su enfoque en la lucha de los refugiados y los inmigrantes.
Aun ahora, un año después, él continúa hablando a favor de aquellas personas que se marchan de sus países o que huyen de allí en busca de una vida libre de la tiranía, libre del temor, y libre de la deshumanización que sufren en sus propios países.
Una publicación digital llamada The Hill, publicó el año pasado sucintamente que “El Papa Francisco es penosamente consciente de las fronteras que gobiernan la Tierra, lo cual en parte es la razón de su pronunciamiento contra la globalización que permite al comercio y el capital atravesar fronteras, pero que por otra parte usa y luego deshecha al individuo, al ser humano”. Como le dijo el Papa Francisco al Congreso, “Es preciso evitar una tentación muy común, la de desechar todo lo que resulta problemático”.
El domingo 23 de octubre, Diócesis sin Fronteras –una organización dedicada a crear consciencia de la necesidad de que todos tratemos a las personas de ambos lados de la frontera de México y Estados Unidos con dignidad y respeto en espíritu de fe– celebrará la última de tres misas que ha organizado. Esta última Misa se celebrara en la garita peatonal Morley al Este de la calle Internacional y Avenida Sur Nelson.
Las dos Misas anteriores –una en Douglas y la otra en Naco– fueron concelebradas por el Obispo Gerald F. Kicanas de la Diócesis de Tucson, y el Obispo José Leopoldo González González, Obispo de la recientemente creada Diócesis de Nogales, Sonora.
El celebrante principal de la Misa de Nogales será el Arzobispo Christophe Pierre, Nuncio Apostólico en los Estados Unidos. Él es el representante del Santo Padre, Papa Francisco, en este país.
Pierre fue invitado por los obispos Kicanas y González González a celebrar Misa en Nogales. El Nuncio entiende muy bien a Nogales, ya que en marzo de 2007 el Papa Benedicto XVI lo asignó a representarlo en México en calidad de nuncio apostólico. Al igual que el Papa Francisco, el Arzobispo Pierre tiene una profunda sensibilidad por la lucha de los refugiados y los migrantes, e inmediatamente estuvo de acuerdo en asistir.
Pero aun antes de su trabajo en México, Pierre estaba bien familiarizado con ser la voz de la Iglesia Católica en países con problemas políticos y éticos. Su primera asignación de nunciatura, en 1995, se produjo cuando San Juan Pablo II lo nombró nuncio apostólico para Haití y arzobispo titular de Gunela, donde era percibido como apolítico en un tenso ambiente sociopolítico, y donde hubo de hacerse cargo de que el presidente de Haití, Jean-Bertrand Aristide, fuera privado de sus votos sacerdotales. Su segunda asignación fue en mayo de 1999, cuando fue trasladado a Kampala, Uganda.
El Papa Francisco lo nombró Nuncio Apostólico para Estados Unidos en abril de 2016, a continuación de su trabajo en ese mismo cargo, en México.
Durante la mayor parte de su carrera episcopal, el Obispo Kicanas ha sido un férreo defensor de la necesidad tanto de una reforma integral del sistema de inmigración, como del tratamiento digno de los inmigrantes y refugiados. Ha recorrido zonas locales e internacionales afectadas por la inmigración de gente de regiones económicamente carenciadas o sumidas en guerras, como Siria. En calidad de presidente de la Mesa Directiva de la agencia Catholic Relief Services, él ha sido testigo de situaciones sumamente peligrosas de personas decididas a llegar a un lugar seguro o a un sitio protegido del mundo, y conoce las difíciles circunstancias que les esperan como refugiados en un nuevo país.
Como Obispo de la Diócesis de Tucson, cuyo extremo sur corre a lo largo de la frontera internacional con México, él ha rezado con inmigrantes marcados por la lucha para sobrevivir el peligroso viaje de México a Estados Unidos, durante el cual a menudo son presa de contrabandistas o ‘coyotes’, traficantes de drogas, y otros delincuentes. Él apoya la idea de controlar el crimen en la zona fronteriza mediante una reforma integral del sistema de inmigración, sin perseguir a quienes luchan para lograr una vida más segura y protegida en Estados Unidos.
El Obispo González González brindó servicios en el Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, en Roma, antes de ser obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Guadalajara, y antes de ser designado por el Papa Francisco como obispo fundador de la Diócesis de Nogales. La experiencia que adquirió trabajando por la justicia y la paz lo preparó para servir como obispo de frontera, con todos los retos que esto conlleva.
La Misa del lado de los Estados Unidos, en Nogales, está abierta a todos. Recomendamos a los participantes que lleguen temprano para encontrar lugar donde estacionar, vistan ropa y calzado cómodo, y traigan una silla plegable para tener donde sentarse.
Para obtener más información llame al (520) 838-2500.